María y Augusto

Quedamos con María y Augusto y mientras tomamos un café, hablamos de su boda y nos fuimos conociendo. Tenían las dudas razonables que habitualmente nos plantean los novios: a qué hora tendrían que empezar a vestirse, si habría tiempo para hacer el reportaje entre la ceremonia y el restaurante, dónde podríamos hacerlo, cuándo haríamos las fotografías de grupo… lo normal. Casi nadie lo tiene claro, casarse normalmente es algo que se hace por primera vez. Los novios se dejaron aconsejar por nuestra experiencia y comenzó a surgir la confianza mutua. Pudimos comprobar que eran una pareja con mucha ilusión y que la complicidad iba a estar asegurada a la hora de las fotografías. Llegó el día señalado, el enlace se celebraba en Logroño. Pasaron los nervios normales en los preparativos pero pudimos captar momentos muy emotivos con sus familiares. Tanto en la celebración como en el reportaje la emoción y la felicidad se mostraron a flor de piel, algo que nos permitió capturar la dulzura de María y el amor de Augusto, la esencia como pareja en aquel día tan señalado para sus vidas.

Reportaje-boda-Logroño-01

Reportaje-boda-Logroño-02

Reportaje-boda-Logroño-03

Reportaje-boda-Logroño-04

Reportaje-boda-Logroño-05

Reportaje-boda-Logroño-06

Reportaje-boda-Logroño-07

Reportaje-boda-Logroño-08

Reportaje-boda-Logroño-09

Reportaje-boda-Logroño-10

Reportaje-boda-Logroño-11

Reportaje-boda-Logroño-12

Reportaje-boda-Logroño-13

Reportaje-boda-Logroño-14

Reportaje-boda-Logroño-15

Reportaje-boda-Logroño-16

Reportaje-boda-Logroño-17

Reportaje-boda-Logroño-18

Reportaje-boda-Logroño-19

Reportaje-boda-Logroño-20

Reportaje-boda-Logroño-21

Reportaje-boda-Logroño-22

Reportaje-boda-Logroño-23

Reportaje-boda-Logroño-24

Reportaje-boda-Logroño-25